¿Cuál es tu destino?

Amanecer Costa del Sol de Pedro Velado

“Tus creencias se convierten en tus pensamientos. Tus pensamientos se convierten en tus palabras.Tus palabras se convierten en tus acciones. Tus acciones se convierten en tus hábitos. Tus hábitos se convierten en tus valores. Tus valores se convierte en tu destino”. Mahatma Gandhi

Estoy convencida por experiencias propias y de otros, que una vida puede transformarse cuando cambiamos el “cassette” mental de uno negativo y derrotista por uno positivo y esperanzador.

Somos lo que pensamos y nuestros pensamientos están alimentados por lo que leemos, lo que vemos y lo que conversamos y compartimos con otros. Si nos sentamos a criticar, a ver la parte oscura de este país, de nuestras vidas, sin duda que saldremos decepcionados de lo que hacemos y de donde nos encontramos.

La situación de millones de personas en este país es triste, lamentable, pero nuestra lástima no ayuda. Alguien, una vez, me invito a que en lugar de criticar, como solía hacerlo, tratará de enfocarme en lo positivo y estar mejor cada día y desde esa posición ayudar a otros. Es decir, pasar de la crítica a la acción para cambiar aquello que no nos gusta.

Y como lo expreso Gandhi, lo que pensamos, decimos y actuamos, se convierten en los hábitos y valores a través de los cuales regimos nuestra vida.  Si estos son positivos nuestro destino será positivo, enriquecedor y viviremos satisfechos.  Si en cambio decidimos vivir en la parte negativa, donde sólo cabe la queja y la lástima; lógicamente nuestro destino no estará más que lleno de oscuridad, tristeza y decepción.

¿Cómo nos movemos hacia ese lado más luminoso? En lo personal considero que debemos iniciar con pequeños y prácticos pasos. Cambiar la crítica y ponernos en los zapatos de quien criticamos para tratar de entender sus motivaciones. Compartir ideas para cambiar las cosas que no nos gustan.

No necesitamos un gran ejército para hacer cambios. Estos empiezan en grupos pequeños de personas motivadas y convencidas que pueden hacer lo que sueñan. ¿Qué puede ser? Mejorar las zonas verdes del área donde vivo, o hacer la jardinería a una escuela cercana a mi colonia, o servirle café algunas veces en la semana a los encargados de vigilar mi pasaje o mi colonia. Lo importante es empezar por mejorar mi entorno, y que además sirva para mostrarles a los niños nuevas formas de relacionarse.

Pensamientos, palabras, acciones, hábitos y valores crean el destino tuyo y mío y luego el de nuestras familias para terminar con el de nuestra nación. Yo sueño con un destino mejor para mí y para mi país, y estoy convencida que una forma de conseguirlo es siendo positiva y proactiva. Y tú, ¿qué piensas?

El Campanario, Ahuachapán, El Salvador de Miguel Rivas

2 comentarios en “¿Cuál es tu destino?

  1. EL VERDADERO DESTINO DE CADA INDIVIDUO LO FORMA UNO MISMO, LO RECREA O LO DESTRUYE, EXCELENTE LA LECTURA Y MUY DICIENTE PARA LOS ESCEPTICOS AL POSITIVISMO Y LAS ENERGIAS BUENAS .

    Me gusta

    1. De acuerdo, yo creo que el destino de cada uno está en nuestras manos. Y hasta que no entendamos y aceptemos esa responsabilidad, seguiremos atados. Gracias por leer y comentarnos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s