Carta de una ciudadana

Como individuo me indigna lo que la clase política ha hecho con nuestra nación y me asusta la pasividad que mostramos ante lo que nos están haciendo.

Tenemos años viendo pasar la corrupción, los “arreglos” entre partidos y soportando a través de las noticias a esos personajes llamados “padres de la patria”, también a ministros e incluso a presidentes de la república, hablándonos de maravillas que nunca llegan.

No quiero generalizar ni afirmar que toda la clase política es corrupta, pero es bien difícil encontrar a los pocos que se salvan. Al escucharlos percibo el poco interés y respeto que sienten por quienes los elegimos y por los temas como la violencia, el narcotráfico y la corrupción que afectan al país y sus ciudadanos. Es obvio el “trabajo” que realizan a favor de sus “particulares” intereses.

¿Hacia adonde va este país?, no lo sé.

¿Qué voy a hacer como ciudadana al respecto? Habiendo decidido no abandonar el país, continúo trabajando como siempre lo he hecho. Promoviendo, con mi comportamiento, la ética, responsabilidad y profesionalismo aplicado no sólo al ámbito laboral sino a todas las relaciones: familia, amigos, empleados, organizaciones.

Creo que lo único que nos queda, a quienes realmente estamos interesados en limpiar esta sociedad, es empezar con pasos pequeños, casi como niños y comportarnos de la forma en como soñamos que este país sea algún día. Porque ser ético y responsable es una decisión de tiempo completo, no de ir a poner carita de buena persona a la iglesia, darme tres golpes de pecho y salir a criticar y actuar como político en casa, con la familia, amigos y en las relaciones profesionales.

Personalmente sueño con un país en el que se terminen las diferencias sociales, en donde todos tengamos posibilidades para desarrollarnos, acceso a salud y educación. En donde, independientemente de que existan algunos políticos corruptos, actuemos con responsabilidad, pagando los salarios justos a nuestros empleados, desde el jardinero hasta el médico, respetando y honrando la esencia humana de cada individuo con quien nos relacionamos.

Muchos creerán que esto no es posible, probablemente así sea, pero mientras tanto decido vivir bajo estos parámetros. Tal vez el cambio no llegue hasta la Asamblea Legislativa, pero sí tendrá algún impacto entre mis amigos y socios de trabajo, porque esa es la forma en la que decido relacionarme con ellos.

Hay dos frases que aplican a esto. Una dice que la diferencia entre el pesimista y el optimista, es que al final el pesimista quizás tenga la razón, pero el optimista se la pasó mejor en el viaje; y la otra, pide que seamos el cambio que deseamos ver en otros.

Yo decido empezar a vivir YA el país de mis sueños.

Les comparto un video lindísimo sobre el Teatro Nacional ubicado en el Centro Histórico de San Salvador. Nuestro país y su gente son realmente hermosos, vale la pena intentar hacer algo por mejorar esta sociedad.

8 comentarios en “Carta de una ciudadana

  1. Me conmueve su pasion y compasion por una sociedad deteriorada, castigada despues de ser saqueada.
    Requerira gente emprendedora con amor propi@ y para sus semejantes. Hoy por hoy veo su articulo y me da esperanza, le animo profundamente para seguir en esta direccion de luz y proyeccion la cual no dude que tiene receptores con impactos dirigidos a un mejor El Salvador.
    Un saludo y fuerte abrazo desde la distancia .

    Me gusta

    1. Gracias por sus palabras Mauricio. Y acompáñenos en la distancia a iniciar un cambio, que aunque no lo parezca hará que esta sociedad mejore, porque su núcleo está dañado y hasta que no lo reparemos no podemos esperar que políticos ni otros mejores. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Un articulo muy poderoso. Te felicito por el gran trabajo en escribirlo.

    Igual que Claudia, estoy completamente de acuerdo. El cambio en cualquier ambiente inicia con si mismo, y la etica es una de las cosas mas importantes.

    A mi me gusta escuchar lo que dice un tipo llamado Michael Josephson quien tiene una fundacion llamada ‘Character Counts’ (el caracter vale) (charactercounts.org).

    Ase varios anhos lo oi sobre la radio hablando sobre etica y hizo un punto cual nunca se me olvida: no hay etica de politica, de negocios, familiares, etc., o uno es etico o no lo es. Falta de etica en cuestiones de negocios no se perdona con ser etico en cuestiones familiares, y vice versa. Estoy muy de acuerdo con ese punto. No entiendo como la gente se deja creer que es justo ser etico en uno pero no en otro, y al mismo tiempo seguir siendo etico.

    Lo unico que le agrego a tu vision del futuro seria un ambiente donde el respeto a las leyes y a otros ciudadanos es una gran parte de la cultura, al contrario de lo que se ve en muchos casos hoy en dia en el cual muchas veces personas no dispuestos a ser corruptos, etc, son marginados.

    Me gusta

    1. Hola Angel, que interesante esto que nos compartes sobre Michael Josephson. Esto de uno es ético o no lo es, me ha tocado un montón. voy a buscar la página web que nos compartes y tratar de escribir algo al respecto. Comparto contigo esto de no ser corrupto en un lugar en donde todo está así es difícil, sobre todo para personas que desean emprender negocios o hacer las cosas de una forma ética. Generalmente el sistema se los traga y vivien calvarios antes de ver sus sueños hechos realidad. Pero también conozco de varios que decidieron no ceder y ahí están fuertes y respetados por quienes los hemos visto salir adelante sin necesidad de ensuciarse. Te mando un gran abrazo y gracias por compartirnos tu información.

      Me gusta

      1. Yo siempre digo: el respeto nadie lo puede comprar. Uno se lo gana por sus esfuerzos, sacrificios, caracter, etc. Lastimosamente, al mismo tiempo, mucha gente confunde el respeto con el miedo.

        Prefiero ser respetado y tener que luchar toda mi vida, que ser millonario quien nadie respeta.

        Un abrazo!

        Me gusta

      2. De acuerdo contigo. Yo creo que poder dormir por las noches con la conciencia tranquila no tiene precio. Abrazos.

        Me gusta

  3. Completamente de acuerdo, insisto con mis hijos, esposo, amigos y familiares que nosotros somos un grupo, y que debemos esforzarnos por que las demas personas noten que queremos a nuestro pais, si se unen más familias y cada vez más podremos transformar ésta sociedad; pero es un trabajo arduo y de todos los dias :seamos amables , honestos, cumplamos con las leyes de Dios y de los hombres, pero no permitamos que nos vean como tontos tenemos un arma y esa es el voto.

    Me gusta

    1. Me encanta su visión y es que hay que empezar por algo, sino vamos a pasara en el círculo vicioso de la crítica estéril. Gracias por leer y compartirnos tu pensamiento. Muchas felicidades por estar haciendo de este país un mejor lugar para vivir.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s