Revolución con moderación

Imagen: blogher.com

Sin duda que las redes sociales son toda una revolución. Tener a nuestra disposición información relevante, compartir con nuestros amigos y permanecer conectados con ellos a través de un celular, facilitan la comunicación y la interacción. Sin embargo, debemos ser cautelosos con lo que compartimos en estos nuevos medios, así como el tiempo que dedicamos a estar “conectados”.

Soy una activa e interesada usuaria, que disfruta con el poder que estos nuevos medios nos entregan a los individuos, pero también creo que debemos ser cuidadosos con el uso que les damos y quiero compartirles mi personal visión acerca de este tema.

Una forma más de Comunicación. Considero que estos medios son una forma más de comunicación. Si bien tienen ya una importante presencia en El Salvador, no podemos afirmar que todos los salvadoreños tienen acceso a Internet, mucho menos conocimiento acerca de las redes sociales y sus usos. En el país, Facebook tiene más de 800 mil usuarios y Twitter más de 100 mil.

Objetivos para participar. Las redes sociales son el mejor ejemplo de democracia y libertad, ya que cada quien los consume a su medida y de acuerdo a sus gustos. Pero es importante tener algún objetivo para el uso y aprovechamiento de estas herramientas. Los objetivos más básicos van desde procurarse entretenimiento y conexión con amigos y familiares, hasta otros más complejos como promover causas o contenidos de interés.

El tiempo que le dedicamos a los nuevos medios. Cuántas veces hemos compartido con amigos que no sueltan su celular, ya sea para tomar una fotografía y “subirla” a Facebook o para comunicarse con personas que no están presentes. Es molesto conversar a medias con un amigo que presta atención, a medias, a alguien que está del otro lado del teléfono.

Las redes sociales, deberían facilitarnos la vida, pero no bloquearnos la comunicación con aquellos que están más cerca de nosotros. Debemos ser cuidadosos de dar un espacio y tiempo a cada persona importante en nuestras vidas.

El uso en el trabajo. El excesivo uso de estos medios en horas laborales, ha llevado a muchos empleadores a restringir su acceso. Estas son herramientas muy útiles, uno puede encontrar valiosa información acerca de variados tópicos, compartirla y además investigar tendencias; asimismo permiten enterarse de sucesos relevantes a nivel nacional e internacional. Pero una persona responsable y profesional, debería organizar su participación en las redes sociales para cumplir con sus compromisos laborales.

Información personal. Asusta como cada vez más las personas comparten fotografías e información reveladora de sus gustos. Debemos comprender que Facebook y Twitter, así como otros tipos de redes sociales, son espacios abiertos que nos ofrecen mínima seguridad sobre la información que compartimos. La prudencia siempre es una buena consejera a la hora de compartir estados de ánimo y otros asuntos personales.

Imagen: chwine.com

La vida va más allá. Me parece imposible que la comunicación pueda darse únicamente a través de estos medios. Considero que no hay nada como sentarse frente a un amigo para conversar y compartir intereses mutuos o ver las expresiones de su rostro y compartir una carcajada.

Como todo en la vida, el término medio y el consumo equilibrado son las opciones más adecuadas. Nada hace daño en exceso y es importante no desaprovechar las oportunidades que estos medios nos ofrecen para acercarnos o emprender nuevos negocios, sin perder el contacto humano directo y sin escaparnos de nuestra realidad a través de estos nuevos espacios.

2 comentarios en “Revolución con moderación

  1. De acuerdo con muchos de los puntos en tu articulo. Hace unos dias yo tambien escribi un articulo que habla de lo que yo pienso que es un nivel exagerado de importancia que se le dan a las redes sociales dentro del mundo profesional mio de tecnologia CRM (Lo comparto por si te interesa: http://cheleguanaco.blogspot.com/2011/05/commentary-social-crm-quandary.html)

    Lo que mas me molesta es la manera en que promueve la mentalidad de faltarle respeto a otros. Como comento en mi articulo, ha mucha gente se le olvida que hay otra persona recibiendo el mensaje y se ponen a decir cosas que nunca dirian cara a cara. Es muy ironico cuando uno toma en cuenta que son herramientas que supuestamente nos hacen mas social.

    Me gusta

    1. Muy bueno tu blog ya lo leí. Gracias por pasarme el link. Totalmente de acuerdo contigo, esto es una forma más de comunicación, pero como con todo lo nuevo tendemos a sobredimensionarlo. Habrá que darle su tiempo de madurez –al igual que al e-mail– para ver su verdadero uso. Gracias por pasar a leer y dejar tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s