La inspiración…

 

...

Conversando con unas amigas acerca de cómo vivir realizada en este mundo repleto de compromisos, de “gadgets” electrónicos, de responsabilidades “adquiridas” en el trabajo, con amigos, con la necesidad “recomendada” por esta sociedad tecnológica de adquirir cada vez más conocimiento; llegué a la conclusión de que es complicado, en medio de todo esto, encontrar esa inspiración que nos impulse día a día.

Vivimos sin tiempo para dedicarle a aquello que verdaderamente nos hace sentir inspirados y que llena la vida animándonos a continuar. En lo personal, algunas actividades inspiradoras incluirían disfrutar mucho más de la naturaleza, abandonar regularmente la ciudad y sus edificios y tener más tiempo para leer o estudiar aquellos temas que más me apasionan.

Es entretenido pasar el tiempo con un día en el que la mayoría de las cosas por hacer se cumplieron y se ejecutaron con resultados positivos. Llegamos a casa cansados, pero satisfechos, el día se fue volando y otra vez llega la noche. Cenamos, tal vez un poco de ejercicio, amigos o conversar con la familia, para algunos será revisar tareas, una película o más internet y luego dormir, despertarnos y repetir la historia.

Pero el asunto es que la vida se nos va y ni cuenta nos damos. Con tanta responsabilidad es difícil detenerse un momento y preguntarnos, de vez en cuando, si lo que hacemos todos los días es verdaderamente inspirador y nos hace sentir plenos y felices.

solo pensando...

Personalmente me gustaría saber cómo sería mi vida si cada día me despertará pudiendo hacer aquello que me inspira cada mañana, algo diferente cada día. Es decir, si hoy amanecí con ganas de ir a trabajar y entretenerme en las actividades laborales, estaría bien; pero si mañana despierto con deseos de pasar el día en el mar, igual estaría bien.

Sin embargo, el esquema bajo el cual vivimos no nos deja mucho espacio a la libertad, ni a la creatividad. Debemos cumplir horarios estrictos, llevar adelante los roles que asumimos, empleado, madre/padre de familia, hermano, hijo y hasta el rol de rebelde requiere ciertos compromisos que atan.

En fin, ¿Qué seríamos sin tener que cumplir esos roles?, ¿Cómo seríamos si pudiéramos ser más libres y seguir solamente aquello que nos inspira? Quizás, sólo quizás, el secreto está en encontrar el lado inspirador a cada uno de ellos y disfrutarlos sin tanta pregunta.

Y tú, ¿Qué opinas?

8 comentarios en “La inspiración…

  1. Si yo pudiera tener un poco más de libertad y hacer, de vez en cuando, lo que en realidad me inspira seria mucho más feliz y relajada.
    Tal como decis… “Debemos cumplir horarios estrictos, llevar adelante los roles que asumimos, empleado, madre/padre de familia, hermano, hijo y hasta el rol de rebelde requiere ciertos compromisos que atan” … sería magnifico que, en vez de salir corriendo con todo el “tilichero” (pañalera, cartera y loncheras) para lograr evadir el tráfico y así llegar a la oficina temprano me quedara contemplando el sueño de mi bebé, o sin prisa compartir un rico desayuno a mi amado esposo.
    En fin, aún con todas las obligaciones que tengo que cumplir, estoy tratando de que cada cosa sea hecha a mi manera, no por rebeldía, al contrario para que cada cosa que haga sea satisfactoria.

    Me gusta

    1. Si Alicia, lo importante es que lo hagas a tu manera, que te sientas bien y satisfecha. Entiendo muy bien ese deseo de quedarte alguna vez en casa y contemplar y compartir las cosas que más amas. Es trite a veces no poder hacerlo, porque también es importante y necesario trabajar. Y quizas el punto ideal sería algunas veces, sólo algunas poder hacer eso que tanto deseamos. Te deseo mucho suerte en tu búsqueda de encontrar tu personal forma de hacer las cosas, es tu derecho y te lo mereces. Un abrazo y gracias por leer y compartirnos tu sentir.

      Me gusta

  2. Recuerdo muy bien, en tiempos de guerra, aquellos apagones, creo que debido al racionamiento energético en tiempos de la Democracia Cristiana. Mi familia fue muy numerosa y todos nos reuniamos después de cenar a escuchar historias o de como los mayores contaban anecdotas propias y ajenas. Recuerdo los juegos de los niños y los besos de los adolescentes y jovenes que encontraron en esos días momentos idoneos para demostrarse su amor.
    La oscuridad y el discreto temor de nuestros padres nos enlazaron he hicieron momentos inolvidables y necesarios.
    Tambien la adversidad puede despertar nuestra inspiración………

    Me gusta

    1. Que lindo Nelson lo que nos compartes. Es cierto la falta de electricidad y de seguridad de esa época nos obligo a estar más tiempo junto a la luz de las velas. No lo recordaba, pero eso precisamente era una parte positiva de ese tiempo triste de nuestra historia. Y si, “también la adversidad puede despertar nuestra inspiración…” gracias por compartirnos tus pensamientos. Un abrazo.

      Me gusta

  3. Me gusta mucho como escribes y te felicito, cierto, estamos en una época en q muchas personas viven nada más para trabajar, olvidándose de ellos mismos e incluso de su familia, algunas veces por necesidad otras por querer obtener y vivir mejor q los demás, cosa q al final no sirve de nada, al morirnos no nos llevamos nada material,riquezas etc, sólo los momentos bellos q hemos disfrutado, yo como madre de 4 hijos algunas veces dejé mi trabajo para dedicarme a mi familia por entero, cosa q nunca me arrepiento, he visto crecer a mis hijos, los he llevado al colegio, he visto sus logros y sus fracasos, pero esto conlleva a q tuve q dejar algunas cosas materiales para después, y me siento muy realizada de haber podido cuidar a mis hijos y educarlos yo, cosa q muchas madres no pueden, pero sólo por obtener un excelente trabajo, dinero, etc, hay cosas que tienen más valor…..nuestra familia, nuestra vida, disfrutemos cada momento . seamos felices con lo que tengamos, sea bastante , poco o nada, tengamos un equilibrio en la vida, muchas veces hacer algunas locuras es bueno, me pregunto los locos son realmente locos por hacer lo q ellos quieren? mi humilde opinión

    Me gusta

    1. Que linda Cory, gracias por compartirnos tu historia. Yo no tengo hijos, pero a veces quisiera hacer una “locura” de esas, irme por un tiempo a ver qué sucede! pero siempre me ha dado miedo perder la relativa estabilidad laboral y económica que tengo. Pero vieras como quisiera animarme a hacerlo, tengo años pensándolo. Sólo espero que no se me vaya a ir el tiempo sin hacer eso que tanto anhelo. Te mando un gran abrazo y gracias por leer el blog y dejar tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s