La historia nos alcanza

AP

Siempre he creído que la historia nos alcanza, que por más que tratemos de huir de los sucesos, decisiones y acciones que hemos tomado en el pasado, estos siempre vuelven a cobrar lo que les corresponde. Por eso prefiero conocer y entender los hechos tal como sucedieron, por más dolorosos que estos sean.

Hay dos tendencias en esto de la historia, ya sea personal, familiar o social. Uno, señala que es mejor hacer borrón y cuenta nueva; cerrar sin reconocer los impactos que un suceso determinado tiene hoy en la vida de una persona o una generación. El segundo apela a que un individuo o una sociedad no pueden sanar sin reconocer los hechos de su pasado.

En el mundo tenemos cantidad de ejemplos de terribles sucesos históricos, de decisiones de líderes y personas que aún en la actualidad continúan moldeando la vida de quienes participaron de uno u otro lado. Los nazis siguen siendo juzgados hoy en día por su plan de exterminio a los judíos, gitanos, homosexuales y discapacitados mentales. Presidentes son perseguidos por la justicia debido a graves violaciones de los derechos humanos. En chile juzgaron al poderoso Pinochet, incluso el cuerpo de Allende ha sido exhumado por la sospecha de que fue asesinado durante el golpe de estado en 1973.

Al respecto de ese hecho de la historia chilena una de las abogadas de la familia de Salvador Allende expresó en BBC Mundo: “Habiéndose decidido abrir una investigación respecto de la muerte del presidente Allende… lo que corresponde para despejar cualquier consideración al respecto es solicitar lo que estamos haciendo. Va a ser bueno para la familia, para la sociedad chilena, y para la verdad histórica y jurídica del caso”.

La verdad es que no hay una sola verdad. Las decisiones tomadas en una determinada situación tienen muchas aristas que deberían ser evaluadas a la hora de juzgar a alguien. Pero independientemente de que se juzgue por las vías legalmente establecidas o que sea la vida misma la que se encargue de pasar la factura, de algo estoy totalmente convencida, y es que la historia, personal o de una nación, vuelve de mil formas para que un día no podamos dejar de verla con claridad. Y hasta que la reconozcamos y aceptemos, podremos iniciar un camino hacia el futuro de una forma más sana.

 

2 comentarios en “La historia nos alcanza

  1. Conocimiento de la historia es importante para el crecimiento de cualquier cultura, comunidad, etc.

    El pensar que la historia no importa es igual de mal que pensar que esconderla a proposito da buen resultado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s