Suma y no resta

 

...

Tengo años viviendo bajo la creencia que las relaciones de todo tipo (profesionales, familiares, personales y de pareja) deben sumar y no restar. Porque mi gran objetivo en la vida es convertirme en un mejor individuo cada día y las interacciones que tenemos con otras personas, organizaciones o empresas, influyen en lo que nos convertimos.

Estamos diseñados para vivir en grupo. Es importante participar, disfrutar, colaborar, trascender. Y esto sólo se logra viviendo en comunidad.

Hace unos 10 años me di cuenta que quería para mi vida relaciones con significado.  Es decir establecer vínculos con personas que contribuyeran de alguna forma a mejorar mi existencia y yo también la de ellas. Ya sea compartiendo nuevos conocimientos, experiencias o causas que nos permitieran aportar, en alguna medida, a hacer de esta tierra un mejor lugar.

La cuestión es sencilla, es encontrar siempre alguna razón positiva por la que deba permanecer en contacto con una persona, empresa o grupo. En el fondo el objetivo es compartir los mismos valores, aunque existan diferencias que también enriquecen cualquier relación.

Basándome en esta visión, he tenido que separarme de personas o situaciones que no contribuían a ese objetivo. No ha sido fácil. Pero el apartarse ha sido natural, porque se permanece en conflicto interno cuando no se practican los mismos valores.

Y no es que vaya por la vida apartándome de la gente. Soy sociable y me encanta conversar y conocer nuevas personas. Al hacerlo parto de un principio de confianza, pero con el tiempo he logrado identificar rápidamente esas sutiles formas que tenemos los seres humanos para expresar mensajes sin hacerlo. Y en el proceso me he vuelto atenta a los límites que deben ponerse en determinadas situaciones.

Me costó muchos años poner en práctica esa creencia. Primero la asumí como algo que quería en mi vida. Pero de asumirlo en mi mente y mi corazón a ponerlo en práctica, pasó bastante tiempo. Mantuve algunas asociaciones con personas con las que no me sentía en armonía y por el contrario, absorbían mi energía.

Ahora trato de vivir plenamente cada relación significativa para mí, y aquellas que no puedo controlar, procuro darles el peso adecuado para que no me afecten. No es fácil, pero vale la pena pensárselo un poco y buscar en cada interacción la suma y no la resta.

2 comentarios en “Suma y no resta

  1. Nadina,

    Muy bueno, como siempre. En particular, me gusto mucho esta parte:

    “Es decir establecer vínculos con personas que contribuyeran de alguna forma a mejorar mi existencia y yo también la de ellas.”

    Me hiciste recordar de un dicho en Ingles que traducido mas o menos dice: se puede saber mucho sobre el caracter de un persona con solo observar como es que ellos tratan a una mesera.

    Igual, hace varios anhos participe en un taller de liderzago corporativo en el cual se hablo de una filosofia que todavia recuerdo muy bien y coincide: What Is In It For Everyone? Es decir, “como beneficiamos todos?” como una filosofia que se aplica a la gestion de la empresa. Muy interesante la filosofia y es una cual trato de aplicar en mi propio negocio.

    Me gusta

    1. Hola Chele! muchas gracias por leer mis blogs. De verdad que lo aprecio mucho. me encanta que me dejes tus comentarios y que bueno que tenemos muchos puntos en común, eso nos vuelve más fuertes como individuos. Yo al igual que tú observó la forma en como nos relacionamos y como tratamos a otros. Me gusta esto de conocer el carácter de una persona por como se trata a una mesera. Te mando un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s