Parte de un sueño…

Foto cortesía de Diana Vargas

Me encanta este país y su gente, sobre todo los salvadoreños que cada día, a pesar de sus enormes dificultades económicas, de problemas para transportarse, de la terrible inseguridad que ronda sus vidas, buscan un mejor futuro. Tuve la hermosa oportunidad de compartir, por 20 sábados, con un grupo de jóvenes que son de esos salvadoreños que tocan el corazón.

El fin de semana pasado finalicé las clases de Comunicación Organizacional con nueve estudiantes de las “Escuelas Especializadas para Jóvenes Destacados” de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Un proyecto parte de la proyección social de este centro de estudios.

La experiencia fue de un gran impacto para mí, porque encontré jóvenes inteligentes, capaces, decididos, que a pesar de las dificultades que enfrentan, están decididos a seguir adelante, a triunfar, tienen deseos, ilusiones, sueños, metas y los pies bien puestos sobre la tierra.

Estos nueve hombres y mujeres salvadoreños me hicieron recuperar la esperanza de que este país aún puede ser rescatado de la violencia, de la corrupción, de la apatía y la irresponsabilidad. Por ellos y con ellos me convencí que El Salvador aún tiene solución. Porque estos jóvenes no han tenido muchas ventajas, porque lo que tienen lo han conseguido con grandes sacrificios de sus padres, familiares y sobre todo de ellos mismos, que se comprometieron y comprendieron que la educación es clave para mejorar sus vidas y las de sus entornos familiares y sociales.

Agradezco a quienes me tomaron en cuenta para este maravilloso proyecto, porque al hacerlo no imaginaron el inmenso regalo que me estaban dando. Este no es un trabajo más, es un espacio en donde me he sentido parte de un sueño: Construir un mejor país.

 

 

2 comentarios en “Parte de un sueño…

  1. Es bonito construir juntos un nuevo sueño; pero que no se quede en sueño sino que se lleve a la práctica, para eso necesitamos de personas que nos instruyan y nos transmitan energía positiva. Porque la voluntad de un joven para que pueda salir adelante debe ser inyectada por el ánimo de las personas que la rodean. Los jóvenes construimos sueños, si es verdad; sin embargo traerlos a la realidad nos cuesta y es ahí, ahí, donde los adultos desempeñan su mejor rol, ser un guía.

    Me gusta

    1. Gracias por compartirnos tu visión desde la perspectiva de una joven. Creo que lo importante es empezar a comunicarnos de una forma más sincera para que los jóvenes expresen sus inquietudes y sus sueños y los adultos los entendamos y los apoyemos a avanzar. Es una belleza trabajar con jóvenes, porque tienen tanta energía y están tan llenos de esperanzas y sueños.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s