Consumo o existo…

...

La época es propicia para dos cosas. Una, consumir y sólo consumir. Dos, aprovechar el tiempo y la “buena vibra” que en general circula por el aire, para realizar un viaje personal hacia lo más íntimo de nuestro ser y evaluar profundamente nuestras decisiones y acciones de los últimos doce meses.

Cada año que pasa voy aprendiendo a ser menos consumista. Lo he sido por mucho tiempo, caí en la trampa y se que es difícil salir de ella. Pareciera que consumir es la única forma que la mayoría conoce para que se cumpla eso que llaman “desarrollo”, “crecimiento”, “producción”, “libertad”…

Estoy convencida que la vida se encarga de poner todo en su justo lugar. A veces quizá tarde demasiado para nuestra comprensión. Pero solo tenemos que observar lo que nos rodea: Crisis económica, desempleo, pobreza, violencia, soledad y abandono. Situaciones que nos afectan y que suelen colocarnos en una disyuntiva: o tomamos decisiones por voluntad propia para lograr cambios o la vida continuará devolviéndonos el reflejo de nuestra decidia e irresponsabilidad.

Es importante preguntarnos: ¿Qué me corresponde hacer a mí para mejorar estos hechos -personales o colectivos- que nos marcan diariamente? Y creo que es vital buscar la respuesta. Y en lugar de rechazar los mensajes que nos envía la vida, es preciso verlos con detenimiento y cuestionarnos acerca de lo que hacemos o dejamos de hacer que contribuye para que estas situaciones se mantengan o cambien.

En esta época, en que cerramos un ciclo más, que nos disponemos con mucho o poco entusiasmo a recibir el nuevo año; es indispensable alejarnos un momento del ruido y de la gente y hacer una evaluación honesta con nosotros mismos.

¿Qué hice bien? ¿Qué no estuvo tan bien? ¿Cuáles áreas debo mejorar y cómo puedo hacerlo? ¿Estoy dispuesto al sacrificio inicial o prefiero la comodidad de no hacer nada, aunque ello signifique continuar dando vueltas en el mismo círculo que no me deja ser feliz? ¿De quiénes debo alejarme o a quiénes debo acercarme? ¿Qué cambios no pueden esperar mas?

Navidad, vacaciones, año nuevo, es un tiempo propicio para cuestionarse a fondo el tipo de vida que llevamos. No lo desaprovechemos en esos lugares creados artificialmente para distraernos de nuestra esencia.

Feliz Navidad y millones de bendiciones en el 2013!

2 comentarios en “Consumo o existo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s