Reduciendo a un acompañante innecesario… el estrés

La Naturaleza nos regala tanta hermosura...
La Naturaleza nos regala tanta hermosura…

Sí, es cierto, es difícil desconectarse. Vivimos tan de prisa, con tantos compromisos y responsabilidades. Vivimos con estrés… ese debería ser nuestro apellido. Es parte de nuestra vida como el sol, la luna y lo que nos rodea.

Es tan difícil apartarse de los efectos que produce el término: ESTRES. La dichosa palabrita trae consigo preocupación, ansiedad y enfermedades. Tiene una capacidad de hacernos tanto daño sino logramos controlarla o al menos reducirla.

Los psicólogos explican que es una parte natural de nuestras vidas porque sirve para alertarnos del peligro. Es una reacción fisiológica de nuestro cuerpo. La respuesta, de los humanos y el resto de animales, ante el estrés es prepararnos para luchar o para huir. Esta reacción instintiva nos hace tomar decisiones o acciones adecuadas a los retos que se nos plantean. Lo que no es natural es que llegue y se instale de forma permanente.

Pero qué hacemos para evitarlo. Pienso que vivir conscientes de lo dañino que es permanecer en ese estado, ayuda. También, tomar acciones concretas para reducirlo considerablemente. ¿Cómo? Les detallo algunas que me han funcionado:

– Reconocer que vivo con demasiado estrés y que me está dañando física y emocionalmente.

– Identificar cuáles son las causas de me generan estrés. Carga laboral, insatisfacción en el trabajo, demasiada atención a lo que piensan y dicen otros acerca de mi vida, problemas económicos, atención a los chismes, hacer lo que otros quieren y no lo que yo en realidad deseo, vivir en dualidad, entre un sin fin de razones.

– Tomar una decisión consciente para cambiar, reducir o distanciarme de aquellas situaciones o personas que me producen estrés.

– Buscar espacios en soledad y sobre todo en conexión con la naturaleza para relajarme, respirar, estirarme y eliminar tensión. Para mí no ha habido cosa más sanadora, económica y liberadora que estar en contacto con ella.

Empezando el 2013 y deseando ser más feliz, vivir más tranquila y disfrutar más de las cosas sencillas que la vida me regala, me llevaron a pensar un poco en ese acompañante, el estrés.

Suerte y Feliz inicio de Año!

2 comentarios en “Reduciendo a un acompañante innecesario… el estrés

  1. Todos vivimos bajo el mismo esquema, unos mas que otros, la variabilidad es que algunas personas se dan cuenta de la enfermedad y se acude a sanear y otras dejan pasar un buen rato y cuando sienten estan atrapados en un laberinto sin salida, pero esas personas no saben que se llevan de encuentro a la familia, vecinos, compañeros de trabajo, o sea todo el entorno donde permanecen.
    Si es posible Nadina escribir sobre cómo convivir con alguien bajo el estrés, consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s