La incomodidad del liderazgo

Imagen
Vista desde Portezuelo en Juayúa, Sonsonate
Todos tenemos un líder en potencia que está esperando a que lo invitemos. Pero una vez llega, la vida y la realidad serán permanentemente incómodas.

 

Por diversas circunstancias y gracias a personas maravillosas que se han cruzado en mi camino, estoy participando, desde hace más de un año, en un grupo en el que se nos reta a asumir posiciones de liderazgo y a soñar con que un mundo mejor es posible. No importa si la intervención que yo haga no lo cambia radicalmente o si la vida no me alcanza para ver mi sueño concluido; lo importante es hacer, tomar acción, provocar cambios. Retos nada fáciles, pero que confrontan y obligan a pensar qué quiero hacer de mi vida y cómo puedo tener impacto en mi comunidad.

El tiempo es nuestro peor enemigo. El mundo moderno, su ruido, sus urgencias políticas y económicas tienen mucho poder para distraernos de lo esencial. Sin embargo en este proceso mucho han pulido de nosotros, estos individuos que llegamos hace más de un año no son los mismos que hoy hacemos un cierre de este viaje.

Una maestría de la vida, en donde leer, reflexionar, compartir y conectar con el corazón son los puntos más destacados. Y como resultado la ruptura, que siempre es positiva porque nos enfrenta con nosotros mismos, como individuos y como grupo.

Y como todo final provoca sentimientos encontrados. Pero no quiero olvidar algunas lecciones que me llevo acerca de ese liderazgo nuevo, diferente, comprometido… al que nos están invitando.

1. Un líder, cuestiona el status quo.

2. Un líder, es un rebelde con enormes deseos por cambiar, pero sobre todo mejorar el entorno en el que se desarrolla.

3. Un líder, evalúa siempre el pasado, no para quedarse anclado sino para retomar lo valioso y no repetir errores.

4. Un líder sabe que las PERSONAS son la mayor riqueza de un país, de una comunidad o de una empresa. Estas tienen infinitas necesidades y diferencias, encontrar los intereses en común es un arte.

5. Un líder se equivoca, pero sobre todo lo reconoce.

6. Un líder siempre está dispuesto a conocer y aprender más.

7. Un líder comparte, pero también busca momentos de soledad para reencontrarse con sus valores e ideales.

8. Todos tenemos un líder en potencia que está esperando a que lo invitemos. Pero una vez llega, la vida y la realidad serán permanentemente incómodas.

9. Hay cientos de libros y tratados sobre liderazgo, creo que no hay un tipo perfecto ni acabado, la vida siempre está puliéndonos a cada segundo, con cada interacción, con cada acierto y cada equivocación, no perder la sencillez para comprender las enseñanzas me parece clave.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s