Escribir, mi ancla perfecta

Algunos rezan, otros meditan, o pintan, bailan o hacen ejercicio. Yo, escribo. Lo hago como si no hubiera mañana. Escribir me conecta con el momento presente y me lleva a poner, sólidamente, los pies en el piso. Y, desde que mi mente recuerda, ha sido un ejercicio que me ha permitido observarme ...

Comunicación en tiempos de virus

Comunicarse es conversar. Cuando lo hacemos conscientemente conseguimos reducir el estrés, el propio y el de nuestro interlocutor, porque enviamos señales al sistema nervioso de que en ese momento todo fluye. Cuando conversamos conscientemente y con intención podemos traer al centro los temores ...