La búsqueda… ¿de qué?

Detalle en un portón en Suchitoto.
Detalle en un portón en Suchitoto.

Nos pasamos la vida buscando cosas, personas e ideas. Todas asumidas desde el entorno en el que nos tocó nacer y vivir, y casi nunca las cuestionamos. Y cuando lo hacemos, pareciera que es demasiado tarde.

Algunas búsquedas personales se deslizan por mi mente. Pero hay una que revolotea con fuerza desde hace varios años. Es acerca de cómo ganarle espacios a la rueda de la vida que gira sin preguntarnos y sin mayor control de nuestra parte. Giros de lunes a domingo, de domingo a lunes, por la rutina del trabajo y del descanso, a través de los círculos de amigos y allegados.

Quizás es demasiado ambicioso pretender ganarle espacios a la vida y sería mejor no buscar. Pero mi inquietud es mayor. Y gracias a ella encontré, hoy, este momento que surge de la nada, fuera de la rutina diaria. Y con mi libro, mi café y un poco de música, descubro que sí, es posible soltarse o escaparse momentáneamente de esa rueda de la vida que, aparentemente, nunca se detiene.

2 thoughts on “La búsqueda… ¿de qué?”

Deja una respuesta