Oriente u Occidente, experimentar o pensar

 

Erich Fromm

Erich From fue un psicólogo, filósofo, intelectual y escritor judío que emigro de la Alemania nazi en 1934 hacia los Estados Unidos. De su historia se sabe que fue criado en la tradición judía más ortodoxa. Experimento a lo largo de su vida diversas filosofías y religiones en su búsqueda por encontrar el sentido de la vida.

Estoy conociendo a Fromm a través de su libro “El Arte de Amar”, un bestseller internacional, escrito hace más de 50 años. De su libro y de su historia recogí las siguientes citas. El autor consideraba al amor como la “única respuesta sana y satisfactoria para el problema de la existencia humana”. Siendo un científico esta afirmación es contundente. Además dijo “Abandone mis convicciones y prácticas religiosas porque simplemente no quería participar en ningún tipo de división de la raza humana, independientemente si es religiosa o política”.

Me encanto su profunda explicación de algunas diferencias de ver, pensar y practicar la vida en Oriente versus Occidente. Voy a osar resumir lo que he comprendido acerca de esa diferencia, sin ampliar sobre el origen de esa visión que puede leerse a partir de la página 59 de la edición de 50 Aniversario de su libro.

Fromm plantea que Oriente experimenta y Occidente piensa. Y estas visiones nos tienen percibiendo y viviendo de formas muy diferentes. Estas se resumen así:

Oriente.

  • Cree que la vida es una experiencia y se expresa adentro y afuera de nosotros y por ello en Oriente buscan la Unidad; porque asumen que a pesar de las diferencias estamos interrelacionados en nuestra esencia y naturaleza.
  • Su visión es hacia el respeto de las diferencias entre todos los seres. Y es algo que VIVEN realmente.
  • Al vivir experimentando, más que solamente creyendo o pensando, pasan del concepto a la experiencia.

Occidente

  • Cuyo énfasis es en el pensamiento, se dedica a conceptualizar más que a experimentar. Según Fromm esta forma de vivir nos lleva a desarrollar dogmas, ideologías e interminables argumentaciones.

¿Parecido a nuestro país verdad? Este punto me tocó porque eso es precisamente lo que hacemos, hablar, hablar y hablar, analizar, buscar datos, escribir, documentar sin lograr pasar a la acción o a la experimentación. Y para terminar de complicar estamos convencidos que quien no cree-piensa como nosotros está en nuestra contra o para ponerlo en palabras de Fromm, ese que piensa diferente lo convertimos en un “hereje”.

Aún no finalizo el libro y no tengo una conclusión general y simplemente quería sacar esto que se me quedó atascado en la garganta, porque sin conocernos, sin saber cuáles son nuestros orígenes, el significado de las religiones que profesamos, sus bases y dogmas, sin cuestionar lo que creemos o sin saber nuestra historia, estamos condenados a seguir dando vueltas en el mismo lugar, a seguir discutiendo, inventando teorías y conceptos, perdiéndonos la oportunidad de experimentar y conocer cuál sería la mejor ruta a seguir, pues solo caminando lo sabremos.

El tema es complejo, lo siento por el atrevimiento, pero si usted leyó hasta aquí GRACIAS! por hacerlo.

0 thoughts on “Oriente u Occidente, experimentar o pensar”

  1. Estimada Nadina: En realidad occidente como lo hace ver Fromm en la mayor parte de sus libros , esta fagocitado en su propio logos. por lo que el modo, la modalidad del inteligir ha llegado a convertirse en una verdadera patologia. algunas corrientes actuales le llaman a esto la patogenesis del occidente, es decir todo parto de la razon desde este horizonte generara zonas de oscuridad como la guerra, la masificación y la sustitución de la ciencia por la técnica.

Deja una respuesta