Liderazgo intuitivo y gestión emocional

Liderazgo intuitivo y gestión emocional

Vivimos en un mundo en constante cambio. La tecnología y el acceso a inmensas cantidades de información y nuevos conocimientos acerca de cómo operamos los seres humanos nos impulsa a reinventarnos. Hacerlo no es una cuestión de edad sino más bien de actitud hacia el aprendizaje, la innovación y la disrupción; de un liderazgo intuitivo.

Los viejos paradigmas están derrumbándose. Para mi fue el paradigma de la comunicación el que empezó a resquebrajarse. Antes trabajaba para las formas en la comunicación, ahora lo hago para desarrollar habilidades desde lo más profundo de una persona.

La efectividad de la comunicación está directamente relacionada con la capacidad de un individuo para comunicarse íntimamente consigo mismo, para reconocerse, aprovechar sus fortalezas y, sobre todo, gestionar su mundo emocional. Así como, entender que es un sistema natural de comunicaciones, en donde cada una de sus partes tiene un rol fundamental en la efectividad que alcanza en su vida.

 

Con el liderazgo sucede algo similar que con la comunicación. Hemos vivido bajo el paradigma de que existe un solo tipo de líder. Generalmente hombre, blanco, con poder económico y político, agresivo, autoritario.

En un mundo cambiante, con enormes desafíos, es imposible enfrentar los retos sin nuevas y frescas habilidades, sin líderes flexibles y con mente de principiante que puedan escuchar a otros, comprender sus motivaciones, y desde ahí impulsar cambios.

 

El liderazgo requiere un enfoque más humano, que permita incluir lo valioso y diferente de la mayoría de las personas, porque en esa diversidad está la fuerza y belleza de la humanidad.

Hemos vivido con un excesivo enfoque hacia fuera. Es la forma más fácil de vivir. Es decir, buscando en otros las respuestas y las responsabilidades de lo que acontece.

Ahora, es imprescindible desarrollar un enfoque hacia dentro. Hacia la comprensión de los marcos de personalidad, las creencias y las emociones que impulsan o bloquean a las personas.

 

Este viaje, es personal e íntimo. Y necesita enfoque y voluntad.  Y no lo digo yo, lo dicen el Foro Económico Mundial, Google, y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros, cuando hablan acerca de la necesidad de enfocarse en las “habilidades blandas” para enfrentar los desafíos presentes y futuros debido a la 4a. Revolución Industrial y al desarrollo de los equipos.

Estas habilidades están relacionadas con la comunicación, la escucha presente y profunda, y la capacidad de impulsar y empoderar a otros.

El Foro Económico Mundial en su reporte el “Futuro de los trabajos” señala que la inteligencia emocional, la creatividad y la administración de las personas – con lo que eso implica: liderar, escuchar, comunicar, interesarse por su bienestar, tal como lo señaló Google- estarán en la cúspide de las habilidades requeridas para realizar trabajos en el año 2020.

Para leer más acerca de este tema puedes ir aquí.

Cuéntame, ¿Qué opinas de este tema?

¡Que tengas feliz día!

Deja un comentario