Mujeres y dinero

Mujeres y dinero

¿Cómo es tu relación con el dinero?

¿Ganas lo que deseas? ¿Sientes que lo que haces es valorado? ¿Si llega dinero a ti puedes mantenerlo o se va rápidamente? ¿Cuáles son tus creencias acerca del dinero? ¿Percibes al dinero como algo positivo o algo negativo que puede cambiar tu verdadera esencia?

Históricamente la relación de las mujeres con el dinero no ha sido buena. Seis siglos de historia femenina demuestran que la educación y la socialización recibidas han tenido consecuencias en la valoración que hacemos de nosotras mismas. Esto incide directamente en nuestra relación con el dinero y con el valor que le damos a lo que hacemos o creamos.

Historia femenina

¿Sabías que antes y durante buena parte del Siglo XV las mujeres cultivaban tierras comunales que, además, tenían como oficio ser parteras y cuidadoras de la salud y también realizaban trabajos artesanales?

En su libro “Caliban y la Bruja” Silvia Federeci, escritora y profesora universitaria de Hofstra en Nueva York, nos cuenta cómo en la Europa de finales del S. XV se inició una campaña en contra de esas mujeres activas económicamente. Ese fue el inicio a lo que más tarde se convertiría en la caza de brujas, que eliminó a cientos de miles sino millones de mujeres y que maltrató y despojó a otras, lanzándolas a las calles y dejándoles únicamente dos opciones: convertirse en esposas o en prostitutas.

Este proceso de nuestra historia inició en Europa y luego avanzó al continente americano a través de la conquista y durante la transición entre el feudalismo y el capitalismo. Se prolongó entre los Siglos XV y XVII, afectando las posibilidades de millones de mujeres para determinar su destino y administrar su vida y su dinero.

Fue hasta que entendí que esa necesidad de comprar cosas era un mecanismo para evadir mis problemas y obtener valor personal, que pude cambiar y mejorar mi relación con el dinero.

La Dra. Valerie Rein, psicóloga y escritora del libro “Patriarchy Stress Disorder” señala que entender a profundidad la historia de las mujeres nos muestra por qué a pesar de los avances y los derechos conquistados miles y miles de mujeres aún experimentan bloqueos en muchas áreas de sus vidas.

Gestión del dinero y voto femenino

Valerie explica que fue hasta la década de 1960 que en los Estados Unidos las mujeres pudieron obtener su propia cuenta de banco sin necesidad de la firma de un hombre que las respaldara. Además señala que por siglos las mujeres han trabajado “gratis” (labores del hogar o de cuido de otros) porque se considera que las labores femeninas son menos valiosas que las masculinas. Esa dinámica ha impactado nuestra psique a tal grado que nosotras mismas “no vemos nuestros dones y nuestra genialidad en términos monetarios” indica la autora.

El voto femenino, por ejemplo, se obtuvo en Inglaterra en 1918. En Estados Unidos fue hasta 1920 que se ratificó una enmienda a la constitución que lo permitía. Francia lo hizo hasta 1946. Y en Latinoamérica, Uruguay y Ecuador fueron los primeros países en conceder este derecho en 1927 y 1929 respectivamente. Según Héctor Lindo existen documentos, descubiertos recientemente, que indicarían que fueron las salvadoreñas, en 1921, las precursoras del voto en Latinoamérica.

Existen datos que indican claramente que la independencia y la administración de los recursos propios no fue posible durante siglos. Además del trauma colectivo sufrido durante la caza de brujas que, de acuerdo a la epigenética, es trasladado de generación en generación. Por eso se vuelve tan relevante entender la historia en clave femenina y descubrir el sistema de creencias heredado, que cada una posee, para desmontarlo.

La incomodidad como ruta hacia el autodescubrimiento

María Nemeth en su libro “The energy of money” (La energía del dinero) señala que tenemos una relación de “amor-odio” con el dinero, que no podemos vivir ni con él ni sin él. El dinero tiene un impacto enorme en diversidad áreas de nuestras vidas: “el trabajo, el tiempo de descanso, las actividades creativas, el hogar, la familia y la búsqueda espiritual. Todo lo que hacemos está afectado por nuestra relación con esta potente forma de energía”.

La autora también señala que si tienes una relación incómoda con el dinero estás en un “terreno fértil”. Lo que nos provoca emociones fuertes, incomodidad o bloqueos en la vida “tiene el poder de mostrarnos nuestras más grandes fortalezas y nuestras mejores cualidades”, enfatiza.

Por eso nuestra relación con el dinero nos invita a despertarnos para entender cómo estamos gestionando “todos los tipos de energía, no solo el dinero sino también el tiempo, la vitalidad física, el gozo, la creatividad y nuestras principales relaciones”.

La educación y la socialización recibidas han tenido consecuencias en la valoración que hacemos de nosotras mismas. Esto incide directamente en nuestra relación con el dinero y con el valor que le damos a lo que hacemos o creamos. 

 

Por años el consumismo generó problemas en la administración de mi dinero. Y fue hasta que entendí que esa necesidad incesante de comprar cosas era un mecanismo para evadir mis problemas y obtener valor personal, que pude cambiar y mejorar mi relación con el dinero.

Todavía tengo asuntos que corregir acerca del dinero, porque los años que ignoré esa relación de amor-odio, como señala María Nemeth, dejaron un rastro con el que aún tengo que trabajar diariamente. Pero ahora estoy convencida de mi valor y ya no me avergüenza admitir que deseo ganar buen dinero y que además lo merezco.

¿Cómo es tu relación con el dinero?

¿Tienes claridad de cuáles son tus creencias acerca del dinero y cómo afectan tu desarrollo como persona, mujer, empleada, profesional o emprendedora?

 

 

Otros artículos:

Según Federecci la caza de brujas, ejecutada en la Edad Media, “destruyó todo un mundo de prácticas femeninas, relaciones colectivas y sistemas de conocimiento que habían sido la base del poder de las mujeres en la Europa precapitalista…”. Para leer más: Artículo Cuestionar a fondo al patriarca.

Al convertirme en adulta busqué desaprender, equilibrar e integrar nuevas formas de percibir mi valor como persona, así como los significados de éxito y poder bajo mis propios términos. Para leer más: Artículo Poder y equilibrio.

Celebro el liderazgo de siete mujeres que han impactado mi vida, mi visión, mi propósito y mi negocio. Para leer más: Artículo Siete mujeres mentoras.

 

Deja una respuesta