Escribir para conectar… tú, ¿qué haces?

Escribir para conectar… tú, ¿qué haces?

Escribo y leo con obsesión para conectar conmigo misma. No sé qué fue primero, escribir y luego leer o al revés. Pero ambas actividades –te lo digo con todo mi ser– me salvaron la vida. Durante un buen tiempo me sentí perdida, adormecida. Fue una época en la que experimenté mucha soledad. Pero una parte de mi ser, que es muy positivo y fuerte, me empujó durante ese período a quedarme en ese espacio porque sentí que debía explorar mi interior.

Y mi exploración fue a través de la escritura. Lo hacía, al igual que hoy, a diario.

Al escribir solo nos tenemos a nosotras mismas para honrar, respetar y aceptar todo lo que somos, nuestras luces y sombras

 

Hoy, quiero compartirte mis ideas y algunas frases de libros que hablan acerca de las ventajas de “escribirse” para conectar.

Ritual diario para conectar

Esta actividad es para mí un ritual diario, una pausa que día con día me facilita conectar conmigo, con mis deseos y mis frustraciones. Me sirve para “bajar” de mi mente el diálogo incesante de ideas, de temores, de alegrías y tristezas. Logro descubrirme y entenderme al hacerlo.

La psicóloga Louise DeSalvo en su libro “La escritura como una forma para sanar” señala que “si nos dedicamos por suficiente tiempo a escribir, eventualmente descubriremos los detalles correctos, la frase apropiada y nuestra búsqueda terminará… descubriremos una resolución simbólica… y recuperaremos a ese nosotros que hemos perdido”.

Al involucrarnos en la escritura, un trabajo creativo, pasamos del entumecimiento por no hacer nada a sentir, de la negación a la aceptación, del conflicto y el caos al orden y la resolución, del enojo y la pérdida al crecimiento profundo, de la tristeza a la alegría. Louise DeSalvo

 

Duccio Demetrio en su libro “Escribirse. La autobiografía como curación de uno mismo” dice que “la edad adulta es la edad de los primeros balances y por ello de no pocas depresiones… es el tiempo del cumplimiento y de la autobiografía, la cual les permite (nos permite) recomponer los fragmentos, reanudar los hilos, de un texto cuyas partes esenciales ya están escritas”.

Cuestionar a través de lo que escribo

Escribir me ha permitido cuestionar lo que pienso así como los prejuicios que he cultivado en relación con los demás, el trabajo, la vida, el dinero, entre un sin fin de marcos mentales o creencias con las que funciono en la vida práctica. Considero que esta es una actividad fundamental para conectar y convertirme en la adulta responsable capaz de auto gestionarme y de diseñar mi existencia sin esperar que otros lo hagan por mí.

Virginia Woolf  expresó que “…una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas“; y aunque no sea de nuestro interés publicar novelas –o quizás sí– expresarnos a través de la escritura, es un acto personal que da mucho poder a quien lo hace porque, como Woolf advierte al cierre de su libro “Una habitación Propia“, “…es mucho más importante ser uno mismo que cualquier otra cosa“.

Conectar con nuestras complejas avenidas para ser uno mismo, sólo puede conseguirse a través de una escritura íntima que nos facilite darle significado y nombrar las situaciones relevantes de nuestras vidas. Escribir-nos permite narrarnos y ejercitar la honestidad para reconocer lo que nos aterra, nos avergüenza o lo que verdaderamente deseamos.

La vida nunca se construye como un edificio acabado: es un conglomerado de disonancias y vacíos. Duccio Demetrio

 

Janet Conner en su libro “Writing down your soul” nos señala que “a pesar de la necesidad humana de conectar con otros, nos detenemos de expresar nuestra verdad porque el precio de mostrar lo que somos completamente es, muchas veces, la reducción o la eliminación del amor que hemos experimentado o de las experiencias que nos han roto el corazón;…” y lo hacemos para “caber” en los entornos o en los grupos que son relevantes para cada una. 

Conner subraya que “hablar de nuestros traumas y dolores o de los grandes deseos y sueños con otros es difícil porque no ensayamos la escucha profunda”. Sin embargo al escribir solo nos tenemos a nosotras mismas para honrar, respetar y aceptar todo lo que somos, luces y sombras.

 

Para leer más sobre los beneficios de la escritura puedes dirigirte a:

Narrar mi historia aquí
La vida en un papel aquí
Conocernos a través del pasado aquí
Cuando la personalidad bloquea la realización y la necesidad de un trabajo interior profundo aquí

Deja un comentario